Osera de Ebro

Escudo-Osera

Municipio situado a 20 Km. de Zaragoza, con una población de 833 hab. y una superficie de 813 ha. Puede considerarse como un término municipal agrícola por tradición, y residencial por evolución.

El término es enteramente llano, ocupando huertas de la ribera izquierda del Ebro, al sur de los montes de Alfajarín. El casco urbano se extiende entre la autopista y la carretera general, sobre el cono de deyección del barranco de Nuez.
Sus tierras son regadas a partir de la añeja acequia de Urdán, que conduce aguas del Gállego y parece fue construida en el siglo XII por un moro que llevaba su nombre. Dentro del término se encuentra la presa de Pina, el más importante azud del Ebro aragonés, aguas arriba de Mequinenza. De ella se derivan la acequia de Pina por la margen izquierda y las de Fuentes y Quinto, por la derecha.

Además de su patrimonio arquitectónico, se debe señalar la importante tradición jotera de este pueblo, donde han nacido cantadores de la talla de las Hermanas Perié, Juan Antonio Gracia, Gerardo Gracia y Dionisio Labasa, entre otros.

  • Osera Historía

    No se tiene una idea clara sobre el origen del pueblo, las primeras referencias documentales aparecen en 1138. Se han encontrado enterramientos pertenecientes a la población indígena de Osicerda, que acuñó moneda como municipium Osicerda. Se trata de una población ibérica posteriormente romanizada, aunque no es clara su correspondencia con Osera de Ebro, podría situarse tal vez en el Bajo Aragón.
    Durante la Edad Media y moderna el terreno perteneció a varios señores feudales: A los Comel, señores de Alfajarín, de 1348 a 1382, a la Baronía de Quinto en el siglo XV, y desde 1626 fue marquesado.
    El nombre de Osera tiene dos posibles significados: uno que cuenta que antiguamente los osos bajaban del monte a beber agua a esta zona y otro que puede referirse al pueblo como un lugar donde se han hallado multitud de huesos. Históricamente, la villa siempre ha mantenido el mismo número de habitantes que en la actualidad.
    En el centro de Osera se encuentra la torre del campanario de la iglesia de Santa Engracia (construida en 1575 y restaurada en 1985), junto a ella los restos de lo que un día fue un castillo medieval. Las fiestas en honor a San Martín (en noviembre) es una de las fechas clave para Osera.

     

  • Osera de Ebro Puntos de Interés

    Castillo de los Cornel.

    Los restos de este castillo-palacio están situados en la plaza Mayor de Osera de Ebro, al lado de la iglesia parroquial. Únicamente se conserva un pabellón de planta rectangular formado por grandes bloques de piedra yesosa, con inserciones de ladrillo macizo, que conforman unos paredones de gran espesor. Posee unas dimensiones aproximadas a los 6 por 4 metros de lado y 4 de altura, siendo su conservación muy deficiente.

    En la cara principal, que mira a la plaza, se abre un gran arco de medio punto de ladrillo que serviría de entrada, mientras que en el lado opuesto existen los restos de otro similar. La construcción estaba presidida desde uno de los lados menores por una torre de mampostería, también rectangular, de la que resta un ancho paredón. El conjunto ha sido consolidado recientemente, dándole la función de parque con vistas al cercano río Ebro.

    La Iglesia de Santa Engracia.

    Se levanto en el siglo XVI, es un templo mudéjar, de una sola nave de tres tramos y cabecera recta en planta y circular en alzado, al que se accede por una portada de arco de medio punto doblado. Presenta una galería de arcos de medio punto en el muro norte y tiene adosada en la cabecera una torre mudéjar de planta cuadrada que cambia a octogonal en altura.

    En la finca de los Aguare de Aguilar de Ebro perteneciente a Osera, se descubrieron los restos de una villa rústica romana, que fue arrasada por los trabajos agrícolas, recuperando únicamente un fragmento de pavimento en mosaico de finales del siglo II.

     

  • Iglesia Parroquial de Santa Engracia

    La iglesia de Santa Engracia en Osera de Ebro fue construida en el siglo XVI, hacia 1575, y se corresponde con la tipología de iglesia mudéjar de nave única sin tribunas. Se trata de una gran iglesia de construcción en ladrillo y tapial, que consta de una sola nave de tres tramos cubierta con bóveda de crucería estrellada, con capillas laterales entre los contrafuertes que se cubren con bóveda de crucería simple.

    La iglesia de Santa Engracia al exterior se encuentra abierta en el muro sur por vanos de medio punto sobre las capillas laterales, para la iluminación interior, mientras que en el muro opuesto se abre la portada de medio punto que se culmina en su parte superior por una galería de arquillos de medio punto. La cabecera, de tres lados en planta en el interior, se manifiesta al exterior mediante cabecera plana en planta y circular en alzado.

    En la zona de la cabecera se erigió la torre, de planta cuadrada en el cuerpo inferior, mientras que el resto de cuerpos son octogonales, resolviendo el paso entre ambos por medio de torreoncillos en los ángulos. Los cuerpos superiores octogonales están recorridos en toda su altura por pilastras que unifican la construcción. El resto de la superficie de la torre está recorrida por una alternancia de óculos y huecos de medio punto cegados, en sus diferentes cuerpos, y se completa la decoración con piezas cerámicas bicolor en blanco y verde. Remata la torre un chapitel cónico de cerámica verde, blanca y roja.

[/vc_column_text]