Historia de Alfajarín

Aunque se han localizado un asentamiento íbero y otro romano en su término municipal, Alfajarín es una población de origen árabe cuyo topónimo significa los alfareros, aunque no quede ningún resto de hornos alfareros musulmanes en la villa.

En la Edad Media era uno de los focos más importantes del reino musulmán de Zaragoza. El castillo musulmán se construiría como uno de los castillos defensivos y de vigilancia que durante el siglo X se construyeron por la ribera del Ebro. El desarrollo del núcleo urbano de Alfajarín se hizo siempre al amparo del castillo, hacia el que siempre miro el pueblo.

Alfajarín y su castillo fueron reconquistados por Alfonso I de Aragón en 1119 después de la conquista de Zaragoza. Si bien el abandono por parte de los cristianos hizo que los musulmanes volvieran a coger el control de Alfajarín hasta la total reconquista en 1131.

El lugar de Alfajarín fue de realengo y tuvo diferentes tenentes dependiendo del rey

En 1293 Jaime II ordena que el castillo, la villa y las aldeas (Candasniellos ya desaparecida) sean entregados a Pedro Cornel, convirtiéndose en un señorío dependiente de la familia de los Cornel.

La familia Cornel fue la encargada de fortificar la villa y de reformar el castillo, construyendo en el interior una residencia para los señores.

En 1437 adquiere la baronía don Juan de Mur, concediéndole Alfonso V de Aragón franquicia perpetua a los derechos reales.

Tras pasar por varias manos, la baronía termina en 1496 en manos de don Ramón de Espés, en cuya familia permanecerá hasta su desaparición en el siglo XIX, tras numerosos pleitos entre el pueblo y la baronia.

Artículos relacionados

Creado por - 2 octubre, 2018 0
Sábado, 13 de Octubre a las 21:00 horas.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *